Orquesta de Cuerda, Cámara i Sinfónica del
Centre Artístic Musical de Bétera

En 1992, bajo la presidencia de Francisco Peris y Valls y apadrinada por el reconocido pintor valenciano e hijo adoptivo de Bétera, Francisco Lozano Sanchis, nace la Joven Orquesta de Cámara del CAMB. Esta iniciativa tenía como objetivo principal ofrecer un contexto musical motivador donde los alumnos de cuerda de la escuela de música pudieran ampliar la práctica instrumental. Durante sus inicios y a lo largo de casi una década se hace cargo de la dirección de la agrupación Jesús Romero Redondo.

Después de unos años de inactividad donde parecía que el proyecto se había ido languideciendo, en septiembre de 2006 reaparece la Orquesta de Cuerda del Centro Artístico Musical de Bétera. Este nuevo impulso contaba con el apoyo del CAM pero la reavivada no hubiera sido posible sin la implicación personal de Víctor Gámez Zaragozá, músico de la casa, profesor de la escuela de música y uno de los referentes del Centro Artístico Musical, que se hizo cargo de la batuta hasta el año 2011.

En el concierto de Santa Cecilia de este año toma el relevo en la dirección Carlos V. Durá Durá que este mismo curso también se había hecho cargo de la Orquesta Juvenil del centro. Durante este periodo y, gracias a la labor estimulante de Carlos Durá y a la continua incorporación de músicos de cuerda formados en la escuela de la sociedad, la orquesta se ha consolidado y, a pesar de la juventud de sus componentes, ha sido posible alcanzar un repertorio diverso y ambicioso, con proyectos singulares y colaboraciones con varios solistas vinculados al CAM de Bétera. También se han hecho realidad un proyecto tan apasionante como la grabación de este disco.

Es por este motivo que, desde aquí, queremos aprovechar la ocasión para agradecer a la Asociación Cultural la Aljama de Bétera y, especialmente a José Miguel Codina “Código”, la invitación a colaborar en este reto que nos ha permitido redescubrir desde las cuerdas el repertorio tradicional de la música valenciana y que tanto nos ha hecho crecer musicalmente.